Archivo > Edicion 61 (2015) > Exposiciones

Exposiciones

Lusitania Romana

Origen de dos pueblos / Origem de dois povos

Siguiendo la estela de la anterior edición, el Festival de Mérida colabora en 2015 en la organización de la exposición ‘Lusitania Romana. Origen de dos pueblos / Origem de dois povos’, abierta el pasado 23 de marzo y que podrá visitarse hasta el 30 de septiembre.

La provincia romana de Lusitania, desgajada de la entidad territorial conocida como Hispania Ulterior, probablemente entre 16 y 13 a. C., es, quizá, una de las menos conocidas del Occidente romano, a pesar de que resulta ser de las más interesantes tanto por su devenir histórico, como por la diversidad de pueblos que formaron parte de esta región que capitalizó la colonia Augusta Emerita, que con el tiempo se convirtió en la población más importante de la fachada occidental del Imperio, en el finis terrarum y, en lo que nos concierne más directamente como hispanos, en la primera capital efectiva de la Península Ibérica, a raíz de la reforma administrativa de Diocleciano. Los avatares históricos hicieron que este territorio, que los romanos unificaron política y administrativamente, se encontrara después de siglos repartido entre dos naciones.

Reunimos a este efecto más de 200 piezas de gran significado histórico-arqueológico (de entre las cuales, quince han sido clasificadas por el estado portugués como
“Tesoros Nacionales”), pertenecientes a museos e instituciones culturales –doce de Portugal y tres situados en la comunidad extremeña (Mérida, Badajoz y Cáceres)– de diferentes tipologías y tutelas. En conjunto, son cuatro Museos Nacionales, cinco Museos Regionales o Provinciales y seis Museos Municipales.

A través de estas piezas se pretende mostrar el legado que dejó la cultura romana en nuestro suelo y ampliar el interés del público por este tema.

La exposición, organizada y patrocinada por la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura, y con la efectiva colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, cuenta con tres Comisarios, personas que han liderado la investigación en sus diferentes ámbitos: José María Álvarez Martínez, director del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida; Antonio Carvalho, director del Museu Nacional de Arqueologia de Lisboa y Carlos Fabião, de la Faculdade de Letras da Universidade de Lisboa. El Comité Científico, compuesto por personas de reconocido
prestigio, muchos de ellos miembros de grandes instituciones dentro de la investigación de la Lusitania romana; así como los autores que participan en el catálogo, contribuyen a dotar del necesario componente científico a una exposición eminentemente divulgativa.

Gracias al patrocinio del Festival de Teatro Clásico de Mérida y la compañía Lusitania Seguros, y a la colaboración de diversas instituciones de ambos países –Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Direção Geral do Património Cultural, Dirección General de Turismo-Gobex, Facultade de Letras-Universidade de Lisboa y tantos otros– esta
muestra internacional podrá visitarse en el Museo Nacional de Arte Romano hasta el 30 de septiembre.

Durante su permanencia en el MNAR se organizarán diversas actividades como visitas guiadas, explicaciones especiales, talleres didácticos infantiles de verano y en la segunda quincena de septiembre, en coincidencia con la clausura de la exposición, tendrá lugar un Coloquio Internacional donde se dará cuenta del contenido de la exposición a cargo de los especialistas que han participado en el trabajo.

Después, la exposición viajará hasta Lisboa, donde estará abierta al público en la sede del Museu Nacional de Arqueologia desde octubre hasta abril-mayo de 2016.

Exposición de grabados Colección Espínola

El libro de las máscaras

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, en su 61 Edición, nos propone una excursión al pasado, a través de uno de los elementos más representativos del Teatro Greco-Latino, como eran las máscaras trágico/cómicas.

Este viaje es posible gracias a los grabados de la Colección Espínola, un conjunto de ochenta y cinco ilustraciones, que en su origen formarían parte del libro del anticuario Francisco Ficoroni (1664-1747), editado en Roma hacia 1750, “El libro de las máscaras. Disertación sobre las máscaras teatrales y las figuras de comedia de los antiguos romanos”.

A este elemento indispensable en los Ludi Scaenici, tanto para la tragedia, como para la comedia, se añadían pelucas y otros aditamentos, de suerte que conformaban prototipos reconocibles por el público, que facilitaban su “entrada en escena”, no por repetida, menos esperada, al sentirse muy frecuentemente reconocidos, cuando no imitados, en su a menudo poco gratificante vida cotidiana.