16 de julio de 2022 · 20:00h.

Antígona

Chapitô (Portugal)

“¿Qué rayo de sol atraviesa Tebas?
Espera a la sombra
el destino final de los descendientes de Edipo.
Antígona: TRES por tres y medio
¿Cuánta sangre cabe en un cuadrado?”

Esta nueva creación colectiva de la Companhia do Chapitô, la 38ª de su repertorio, sigue explorando el estilo de la comedia visual y física que invita a la imaginación del público. Transformar la tragedia en comedia, valorándola por su poder de cuestionar todos los aspectos de la realidad física y social, ha sido una de las premisas de esta Compañía.

Todos sabemos de qué va Antígona: Tras la muerte de Edipo (inolvidable la creación “chapitera” de EDIPO O EL COMPLEJO DE ÉPICO), la regencia de Tebas se dividió entre sus dos hijos, Eteocles y Polinices, quienes acordaron alternar el poder por períodos temporales. Al final del primer ciclo, Polinices ocupa su lugar y es detenido por Eteocles. Se une al rey de Argos iniciando una guerra con su hermano, que resulta en la muerte de ambos. Creonte, tío de los dos hermanos, llega al poder y decreta que Eteocles debe ser enterrado con todos los honores religiosos, y a Polinices, visto como un traidor, se le niega el derecho al entierro. Insatisfecha con esta situación, su hermana Antígona, en contra del decreto de Creonte, inicia los ritos funerarios por Polinices, siendo apresada por él y condenada a ser emparedada en vida.

En esta tragedia de Sófocles, el desenlace es así, trágico. Casi todos los implicados en esta historia mueren, a excepción de Creonte, que se queda hasta el final de su vida para expiar sus errores.

La Companhia vuelve a la esencia de la escena, continuando en la línea de sus creaciones anteriores, Electra y Edipo, cerrando una trilogía de carácter grecolatino clásico que se caracterizará por la economía de medios escenográficos y por la destilación (o in-adaptación) de esta pieza clásica. Así mismo anticipamos que la duración será de 60 minutos. Y que la escenografía se reduce a un cuadrado en el suelo de 3,5 metros de lado realizado con linóleo blanco. A ver cuánta sangre cabe ahí…


Galería de imágenes