30.07.2018

Lolita Flores encarna a una ‘Fedra’ pasional en una historia de libertad y amor

Luis Luque dirige el texto del dramaturgo Paco Bezerra sobre el mítico personaje clásico en el quinto estreno del Festival de Mérida

Juan Fernández, Críspulo Cabezas, Eneko Sagardoy y Tina Sainz completan el reparto del espectáculo que estará en cartel desde el miércoles al domingo

Una Fedra apasionada y pasional interpretada por Lolita Flores abrirá este miércoles la programación de agosto del 64 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Será el sexto espectáculo del Festival este año y el quinto estreno absoluto.

Paco Bezerra como dramaturgo y Luis Luque como director han dibujado una Fedra más reivindicativa y luchadora que la que nos ha legado la mitología griega. “Nuestra Fedra es apasionada y pasional, y es una mujer, una reina, que viene a reivindicar que el amor es libre. Es una Fedra libre para amar y por primera vez viene a reivindicar su amor, que tiene derecho a amar a quien sea, aunque sea a su propio hijastro”, explica su director, Luis Luque.

Así, la Fedra que presentan en Mérida y a la que terminará de imprimirle pasión sobre el escenario Lolita Flores, es “una historia de libertad y de amor, porque Fedra es una historia de desamor y por lo tanto de amor”, concluye Luque.

“Lo que hemos querido con esta Fedra es sacar al personaje de ese letargo en el que siempre se ha encontrado para crear una mujer más combativa y con menos miedo; una persona que, huyendo de la tragedia, se sumerja de lleno en ella y peleé frente a frente; una mujer exenta de culpa, capaz de luchar por lo que quiere, y que, ante todo, se atreva a amar”, detallan autor y director.

Junto a Lolita Flores, se suben al escenario de Mérida en esta Fedra Juan Fernández, en el papel de Teseo, marido de Fedra; Críspulo Cabezas como Hipólito, hijastro de Fedra y su objeto de amor y desamor; Eneko Sagardoy, interpretando a Acamante, hijo de Fedra y Teseo;  y Tina Sainz, como Enone, la nodriza.

La escenografía está firmada por Mónica Boromello, que ya construyó la inolvidable piscina de Alejandro Magno y que para esta Fedra ha ideado un lugar más emocional que físico. “Un lugar tan grande como un volcán en mitad de una isla rodeada por un mar antiguo. Un espacio que es una grieta en el pecho, un hueco por el que se ha salido el corazón de nuestra protagonista”, explican Luque y Bezerra. Para complementar ese lugar emocional, nada mejor que el diseño de iluminación del veterano Juan Gómez-Cornejo y la música de Mariano Marín.

El público del Festival de Mérida ha presenciado otras seis Fedras a lo largo de su historia. Dos de ellas en danza y al resto le ha han dado vida actrices como Magüi Mira, Ana Belén o Victoria Vera.

La que hasta el domingo podrá descubrirse en el Teatro Romano supondrá además el estreno en este escenario de los actores Tina Sainz y Eneko Sagardoy, último Goya como actor revelación. También será el debut del dramaturgo Paco Bezerra. En cambio repiten ‘visita’ Lolita Flores, que cosechó un gran éxito de público y carcajadas con La Asamblea de las mujeres en 2015, o de Luis Luque, que ya dirigió Alejandro Magno en 2016. Tampoco le es desconocida la arena emeritense a Críspulo Cabezas o a Juan Fernández.

Fedra es una coproducción del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y Pentación Espectáculos.