20.07.2021

El IV Encuentro de Creadoras Escénicas organizado por el Festival de Mérida se centra en el coro como asamblea política y construcción de la ciudad

El encuentro tendrá lugar del 18 al 21 de julio en el Museo Nacional de Arte Romano, los talleres en el Centro Cultural La Alcazaba y los espectáculos en el Templo de Diana

El IV Encuentro de creadoras escénicas en el 67 Festival Internacional de Mérida organizado por la asociación para la igualdad de género en la cultura, Clásicas y Modernas, tiene como objetivo estudiar y analizar fenómenos en la vida cultural, filosófica y teatral, donde las mujeres de la época grecolatina y los personajes femeninos en los discursos artísticos han tenido un papel determinante. Esta edición, en concreto, tiene como lema el coro como instrumento de comunicación social en el espectáculo grecolatino en su sentido amplio, y la asamblea de mujeres en su sentido específico y aplicado a la construcción de la ciudadanía.

El director del Festival, Jesús Cimarro, ha acompañado a la nueva presidenta de Clásicas y Modernas, Fátima Anllo, en la inauguración del curso, al que han asistido también Isabel Gil Rosiña, consejera de Igualdad de la Junta de Extremadura; la concejala de Cultura, Silvia Fernández y la directora del Museo Nacional de Arte Romano, Trinidad Nogales.

Los talleres, que se han celebrado durante el domingo y el lunes en el Centro Cultural La Alcazaba, impartidos por las dramaturgas y directoras Pilar Almansa y Jana Pacheco, han versado sobre el “teatro y ciencia ficción” y “performance y comunidad”. En cuanto a las conferencias y mesas redondas que comienzan hoy, martes 20 de julio en el MNAR, comenzarán con la presentación de actas del III Encuentro celebrado en 2019 y titulado El efecto Telémaco y las romanas rebeldes

En esta cuarta edición, el encuentro aborda un enfoque multidisciplinar que promueve el pensamiento crítico, la filosofía, el teatro, la música y la danza, en torno a la figura del coro. El coro constituye y simboliza el eje vertebrador en la tradición teatral grecolatina de la reflexión en torno a los asuntos de la polis y es motor del cambio en la acción de muchas de aquellas obras teatrales. Las alianzas femeninas presentes en sus obras desde las deidades en Las Euménides a las cautivas en Troyanas, así como en algunas comedias romanas, ofrecen la posibilidad de relecturas. Estudiar y revisar el coro desde una perspectiva feminista permite mirar de nuevo el escenario como un espacio para la creación de nuevos imaginarios y la posibilidad de un diálogo artístico entre el mundo antiguo y el actual.

Además, entre las actividades destaca el estreno de Kassandra y los perros, de Laura Aparicio, una obra contemporánea que revisa el mito de Casandra y su relación con Héleno, su hermano gemelo (hoy martes, a las 22.30 horas) y mañana miércoles a las 21.00, también en el Templo de Diana, la representación de Transflorar, pieza coreográfica a cargo de la coreógrafa y bailarina Irene Naranjo, y Monólogo de la hetaira, de Juan Copete, a cargo de la actriz Ana Trinidad.

El director del Festival, Jesús Cimarro, ha destacado la “perseverancia de la asociación Clásicas y Modernas, que un año más ha preparado un encuentro lleno de reflexiones sobre el teatro grecolatino desde una perspectiva de la igualdad de género. Contar con ellas en el Festival es un sello que certifica que estamos haciendo las cosas bien en ese sentido”.

Isabel Gil Rosiña ha querido felicitar a la asociación Clásicas y Modernas por este encuentro porque “es necesaria una mirada de género en el mundo de la cultura” y ha hecho extensiva la felicitación al Festival de Mérida por “extender el conocimiento”. La consejera de Igualdad y Portavocía ha incidido en que “el feminismo no puede ser una moda, es algo más profundo y más riguroso. No se puede limitar la potencialidad de las mujeres”.

Por su parte, Silvia Fernández ha reiterado una vez más el agradecimiento al Festival de Mérida por ofrecer su edición “más completa” dando voz a ciertas realidades sociales. “En la misma actividad hablamos de inclusión, accesibilidad, feminismo, cultura…, eso dice mucho del Festival”, ha asegurado.

Fátima Anllo, nueva presidenta de Clásicas y Modernas ha explicado que la asociación nació para perseguir la igualdad, por lo tanto, ha afirmado, “estamos deseando desaparecer”. Y para ello, ha manifestado, “no podemos ser condescendientes, sino batalladoras para conseguir un bien no para las mujeres, sino para la sociedad. Y tenemos que ser atrevidas a la hora de reflejar la realidad y analizar lo que pasa si queremos transformarla”, por lo que ha reivindicado más presencia de las mujeres en los festivales y las artes escénicas.

Trinidad Nogales, directora del Museo, ha reiterado la disposición del museo a tener siempre “las puertas abiertas” a estas iniciativas que permitan un mayor conocimiento del mundo clásico.