02.08.2019

El Festival de Mérida celebra y agradece la concesión de la Medalla de Extremadura 2019

El director del Festival, Jesús Cimarro, asegura que es un motivo de “orgullo” para todos los que hacen posible esta cita cultural y un reconocimiento al sector de la cultura extremeña, especialmente a las artes escénicas de la región

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha valorado en la concesión de la medalla que el Festival es uno de los eventos culturales más importantes del país, impulsor de las artes escénicas y motor de la economía regional y local

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida celebra y agradece la concesión de la Medalla de Extremadura, según el acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura que se ha dado a conocer hoy. El director del Festival, Jesús Cimarro, que ha dirigido y gestionado esta cita cultural en sus últimas ocho ediciones, valora como un motivo de “orgullo para todos los que hacemos posible la celebración del Festival, desde las instituciones que lo organizan hasta el equipo humano que está detrás con su trabajo, ilusión y profesionalidad”.

Jesús Cimarro asegura, además, que la concesión de la Medalla al Festival de Mérida es un reconocimiento a todo el sector de la cultura extremeña y, en especial, al mundo de las artes escénicas de la región. “Todos los que trabajamos por la cultura y por el teatro en Extremadura y fuera de la región tenemos que sentirnos hoy felices por este reconocimiento, que además nos conmina a seguir apostando por la cultura como herramienta de desarrollo de los pueblos. Compartimos este premio con todos los que trabajan por la cultura y el teatro en Extremadura”, manifiesta.

Por otro lado, Cimarro felicita al resto de personas y entidades a las que se les ha concedido la Medalla de Extremadura junto al Festival de Mérida: la Sociedad Micológica Extremeña, la periodista María Jesús Almeida Lorences, la poeta Ada Salas, y, ex aequo, los Cuerpos de Policías Locales de Extremadura y la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La concesión de la Medalla de Extremadura al Festival de Mérida ha sido tomada tras estudiar el informe presentado por el Consorcio del Festival y atendiendo a la propuesta realizada por el propio ayuntamiento de la capital extremeña, que ha recibido miles de adhesiones populares recogidas desde el mes de enero hasta mayo a través de la web www.medallafestivaldemerida.org.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha valorado en la concesión de la medalla que el Festival “representa uno de los eventos culturales más importantes del país con numerosos reconocimientos nacionales e internacionales. Es impulsor de las artes escénicas en general y del teatro en particular, motor de la economía regional y local, polo atrayente de turismo y activador del mercado laboral. Además de su importancia cultural, el Festival es ejemplo en su trayectoria desde su creación, dotando a Extremadura de identidad universal, pues trasciende la temporalidad y alberga conceptos y valores universales”.

El Festival de Mérida

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida es el festival de teatro clásico más antiguo de los que se celebran en España y está considerado como el más importante en su género.

Las representaciones de las obras del festival se llevan a cabo anualmente, durante los meses de junio, julio y agosto en el Teatro Romano de Mérida, considerado como uno de los edificios en el mundo que mejor representan los sólidos modos y las formas armónicas de la arquitectura romana en época del emperador Augusto. Asimismo, es el teatro que funciona como tal más antiguo del mundo.

En total se han celebrado ya 65 ediciones del festival, convocando cada una de ellas a decenas de miles de espectadores, lo que lo convierte en uno de los festivales de teatro de referencia en España.

El Festival inició su andadura en el año 1933 con la puesta en escena de la Medea de Séneca, en versión de Miguel de Unamuno con la actriz Margarita Xirgu como protagonista. Tras otra edición en 1934 debido a la tensión política que se vivía en España se suspendió hasta 19 años después, en 1953, cuando se reinició con la representación de la obra Fedra a cargo de una compañía de teatro universitario.

En 1954 volvió el teatro profesional a Mérida con la representación de un Edipo de Sófocles interpretado por Francisco Rabal y desde entonces hasta la fecha se ha celebrado ininterrumpidamente acogiendo en sus bimilenarios escenarios las representaciones de las obras más grandes del Teatro Clásico grecolatino.

Jesús Cimarro, con su empresa Pentación Espectáculos, dirige y gestiona el festival desde 2012 hasta la actualidad. La Junta de Extremadura adjudicó por concurso público a Pentación Espectáculos la dirección y gestión del Festival durante los años 2016, 2017, 2018 y 2019.

Entre las ediciones 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64 y 65 se ha logrado recuperar el público local y se ha consolidado la afluencia de público del resto de España, convirtiendo la cita veraniega en uno de los tres eventos culturales más importantes y de mayor repercusión del verano, según la prensa nacional.

Hace ya más de 85 años que la actriz Margarita Xirgu continuó con una labor que había echado a andar hace ahora más de 20 siglos: representar las grandes comedias y tragedias griegas y romanas sobre esas piedras milenarias, testigo de honor de la historia de las Artes Escénicas.

Sobre su arena, los más prestigiosos profesionales del teatro – actores, actrices, músicos, directores, autores, iluminadores, figurinistas – nacionales e internacionales han desfilado a lo largo de sus 63 ediciones, pasando a formar parte de la historia.