Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida

Compra ya tu entrada

Inicio > Prensa > Roberto Álvarez y Natalia Millán protagonizan un hilarante ‘Anfitrión’ del siglo XXI

10/07/2012

Roberto Álvarez y Natalia Millán protagonizan un hilarante ‘Anfitrión’ del siglo XXI

La Alcmena que encarna Natalia Millán en el ‘Anfitrión’ que verá el público del Festival de Mérida desde mañana hasta el 15 de julio tiene algo de Madonna, la estrella del pop, como símbolo de toda una revolución.

Esto por sí solo da la medida de lo que ofrecerá el segundo espectáculo incluido en la programación de la 58 edición del Festival Internacional de Mérida: “Una comedia hilarante, muy divertida, que hace pensar y muy novedosa en cuanto a la estética”, explica su director Juan Carlos Pérez de la Fuente.

Esta versión de la comedia de Plauto, que firma el dramaturgo Eduardo Galán y que se estrenó hace una semana en Torrelavega (Santander), está ambientada en el espíritu de la década de los 80, “una época en la que teníamos ganas de cambiar, de exhibirnos, de reír”, señala Pérez de la Fuente.

El vestuario es una mezcla ecléctica de distintos elementos que quieren ser reflejo de un momento de libertad, provocación y desenfreno. Mientras que la escenografía supone una indagación en materiales que forman parte ya de nuestra propia iconografía del siglo XXI, con elementos de reciclaje, como tubos de aire acondicionado, y en el que el PVC es el gran protagonista.

Con estos materiales estéticos y un elenco de actores que completan Roberto Álvarez, como coprotagonista en el papel de Anfitrión, Juanjo Cucalón, Jorge Roelas, Patxi Freytez, y María Felices, Juan Carlos Pérez de la Fuente construye un ‘Anfitrión’ contemporáneo que propone “una risa inteligente”, en palabras del propio director, porque “el humor –asegura- es absolutamente necesario para hacernos pensar y por eso la comedia hay que hacerla en serio”.

‘Anfitrión’ plantea así una reflexión sobre el trastorno de identidad y los mil rostros de los seres humanos sin dejar al margen la política actual. “Cuando se estrenó por primera vez esta obra, hace 22 siglos, se vivía un momento crítico parecido al actual: Roma sufría una profunda crisis y entraba en decadencia. Esta tragicomedia vino a reírse de ello. Ahora los dioses no están en los altares, sino en el Congreso, y tras 35 años de democracia, podemos reírnos de sus fechorías”.

El personaje de Alcmena adquiere en este montaje una relevancia especial. “En otras apuestas no se han valorado ni explorado todas las posibilidades que tiene y alrededor de él pivota la obra, en la que Natalia Millán consigue hacer una de las actuaciones más brillantes de su carrera y Roberto Álvarez dar vida a un Anfitrión más complejo, un héroe”, concluye el director.

El texto de Plauto se ha representado en otras dos ocasiones sobre la arena del teatro romano, una en 1984 dirigida por Juan Pedro de Aguilar y otra en 1996, dirigida por José Luis Alonso de Santos y protagonizada por Rafael Álvarez ‘El Brujo’.

Este espectáculo es una coproducción del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida con Secuencia 3 y Producciones Pérez de la Fuente.


Compartir: Facebook