Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida

Compra ya tu entrada

Inicio > Premios Ceres > Edición 2012 > Mejor Director de Escena

Miguel del Arco por 'Juicio a una zorra', 'De ratones y hombres' y 'El inspector'

Mejor Director de Escena

Miguel del Arco por 'Juicio a una zorra', 'De ratones y hombres' y 'El inspector'

Foto: David Ruano

Entre julio de 2011 y julio de 2012, Miguel del Arco ha dirigido un total de cuatro montajes escénicos que se han podido ver en diferentes escenarios de España. El Jurado de la I edición de los Premios Ceres de Teatro, presidido por la actriz Ángela Molina, ha decidido reconocer su labor en tres de ellos: Juicio a una zorra, El inspector y De ratones y hombres. Este galardón al Mejor Director de Escena le llega en un año de trabajo intenso y lo recogerá el próximo 30 de agosto en el Teatro Romano de Mérida.

Este marco incomparable para el teatro será el escenario donde se desarrolle la ceremonia de entrega de unos premios que quieren convertirse en un escaparate de lo mejor de la producción escénica a nivel nacional. Durante 58 ediciones, dentro del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, las piedras del Teatro Romano de la capital extremeña han acogido múltiples representaciones y versiones de las obras clásicas más significativas de la cultura grecolatina, obras que son la base de la gran parte de la creación teatral que conocemos. Por todo esto, no existe un lugar mejor que este para otorgar unos galardones a toda la producción escénica a nivel nacional del último año.

Los tres montajes teatrales –Juicio a una zorra, De ratones y hombres y El inspector– por los que el Jurado de los Premios Ceres de Teatro ha decidido otorgar el galardón a Miguel del Arco en la categoría de Mejor Director de Escena estuvieron dirigidos por él, pero también escribió el texto de Juicio a una zorra, protagonizado por Carmen Machi en el Teatro de la Abadía durante el pasado mes de noviembre. Este monólogo de Helena de Troya también se pudo ver en agosto de 2011 durante la anterior edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, en una de las actividades paralelas que se desarrolló en la Alcazaba llamada Mano a mano. En la obra, la única hija de Zeus con una mortal, la que dicen que desencadenó la guerra más famosa de la Antigüedad, relata un texto que tiene resonancias desde Homero hasta La bella Helena, de Offenbach.

La versión de la comedia de 1836 de Nikólai Gógol El inspector también corre de su cuenta. Y su dirección en el Teatro Valle-Inclán desde el 4 de mayo hasta el 16 de junio pasados, también. En esta obra, la visión ácida y crítica que tenía Gógol de la Rusia del zar Nicolás I encuentra su expresión universal. Miguel del Arco ha destacado en esta versión y dirección la risa por encima de todo. Y lo ha hecho a través de una vuelta de tuerca en la que se critica “a la española” a la clase política dirigente.

Pero no todo es risa en las creaciones de Miguel del Arco. La adaptación y dirección de De ratones y hombres, la trágica historia que el Nobel de Literatura John Steinbeck publicó en 1937, también son de su cosecha. Debido al gran éxito de esta novela, el escritor estadounidense la convirtió en una obra de teatro. Fernando Cayo y Roberto Álamo dieron vida a George y Lennie respectivamente en el Teatro Español del 12 de abril al 27 de mayo, los protagonistas de una tragedia moderna devastadora que se desarrolla bajo el manto de la depresión norteamericana de los años treinta, de la que Steinbeck fue testigo de primera mano.

La carrera teatral de Miguel del Arco data desde 1980, cuando se inició en las tablas como actor. Pero no fue hasta 1998 cuando asumió las riendas de un espectáculo escénico. Destaca también su labor como escritor, guionista, adaptador y actor de cine y televisión. En 2001, Te quiero, eres perfecto, ya te cambiaré obtuvo el Premio Max al Mejor Musical del Año, obra en la actuaba Miguel del Arco. En la edición de 2011 de estos premios, se reconoció su labor en La función por hacer en las categorías de Mejor Espectáculo de Teatro, Mejor Director de Escena y Mejor Adaptador; y en la última edición de 2012, ha repetido los galardones de Mejor Espectáculo y Mejor Adaptador por su obra Veraneantes.

Además de Juicio a una zorra, el Festival de Mérida ha albergado otras obras en las que participaba Miguel del Arco. La primera vez que estuvo en la capital extremeña fue en 1991, como actor de la obra de Plauto El Gorgojo. En esta ocasión, actuó en el Anfiteatro Romano. En 1998 regresó como intérprete, ya sobre las tablas del Teatro Romano, en la obra El cerco de Numancia, de Miguel de Cervantes. Ya en el presente siglo, actuó en 2007 en la obra de Sófocles Antígona.


Compartir: Facebook