Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida

Miércoles
27
Jul 2016

Aquiles, el hombre

Por José Pascual

Son ya nueve años los que el ejército aqueo lleva asaltando sin éxito las murallas de Troya. Nueve años desde que una alianza de los pueblos griegos se pusiera en marcha para vengar la afrenta del rapto de Helena, esposa de Menelao, a la que el troyano Paris custodia tras los muros de Ilión. Pero Troya se muestra inexpugnable y el desaliento y la discordia hacen su aparición en el campamento aqueo. Todos los ojos se vuelven hacia Aquiles, el más poderoso de los guerreros griegos, el héroe semidivino del que se espera una intervención decisiva que haga cambiar el curso de la batalla. Pero Aquiles, hastiado de la guerra, se pregunta si merece la pena cumplir su destino.

Así comienza ‘Aquiles’, versión dramatizada de los hechos fundamentales narrados en la ‘Iliada’, el más antiguo de los poemas épicos de la literatura occidental. Los Dioses son aquí presencias lejanas y la sangre y la batalla un telón de fondo sobre el que asistiremos al despliegue de la conciencia del héroe. Veremos como el caudillo griego Agamenón humilla a Aquiles al arrebatarle a Briseida, su esclava favorita, y cómo Aquiles renuncia a la lucha, dejando a sus compañeros a los pies de una derrota segura ante las fuerzas troyanas. Cuando su íntimo Patroclo sea asesinado por Héctor, el caudillo troyano, Aquiles volverá a tomar las armas para enfrentarse en duelo a Héctor. Del dolor por la muerte de su amigo surge un Aquiles vengativo y cruel, que sólo busca la muerte de Héctor y la profanación de su cadáver. Pero cuando Príamo, el padre de Héctor, se presenta ante él y le pide que le entregue el cadáver de su hijo para darle sepultura, Aquiles encuentra el rastro de compasión que necesita. Surge entonces un Aquiles humano, capaz de entender a su enemigo y aceptarse a sí mismo.

Este es el trayecto que propone ‘Aquiles’: de la rueda de violencia y venganza que sólo genera más violencia, a la aparición de la compasión que funda un espacio de entendimiento.

Vídeo: Antonio Burguillos

Lunes
18
Jul 2016

Los hilos de Vulcano

Por Marta Torres

Los hilos de Vulcano es un espectáculo en el que música y comedia se dan la mano para contar una peripecia basada en la historia cantada por el Aedo Demódoco en el salón de Alcinoo, Rey de los Feacios, en el canto VIII de La Odisea. En este canto se narra la infidelidad de Afrodita y sus encuentros con Ares, y la reacción de Hefesto que, alertado por Helios, dispone sobre la cama de los amantes unos hilos invisibles que los inmoviliza. Una vez apresados, Hefesto convoca a los dioses para que sean testigos de la desvergüenza de Afrodita, pero éstos, lejos de solidarizarse con el humillado esposo, se burlan de él.

Desde la música y desde el lenguaje de la comedia y con una perspectiva actual, nuestra intención es presentar a los dioses y sus peripecias para hablar de temas que interesan al espectador de hoy. La infidelidad ha sido argumento de cientos de tragedias y comedias a lo largo de la historia, pero en cada una de ellas se refleja el espíritu de una época y sus usos y costumbres. El matrimonio, sea de la índole que sea, y el pilar de la vida de la mayoría de nosotros. Es por ello que no deja de ser un tema prioritario a tratar, y necesario para el artista y para el espectador. Con Los hilos de Vulcano esperamos que los espectadores y espectadoras se reconozcan en sus vicios y se rían de sí mismos, pues no hay acción más liberadora que la risa.

Vídeo: Antonio Burguillos

Lunes
18
Jul 2016

Alejandro Magno

Por Luis Luque

Jean Racine, al escribir Alexandre le Grand, nos ofrece la oportunidad de encontrarnos con una de las figuras legendarias que más atracción ha despertado a lo largo de toda la historia. Alejandro, el rey macedonio que conquistó todos los reinos entonces conocidos y se acercó al límite del fin del mundo para convertirse en un mito con tan solo 33 años de edad.

En esta versión que ahora presentamos, la leyenda se hace carne y se muestra como un hombre de genio contradictorio y de eterno conflicto. Por un lado, su ansia imparable de conquista y de guerra, y por otro, su deseo de ser un hombre que trae la paz y el respeto a los pueblos conquistados.

La acción trascurre en la India, su última gran campaña. Allí, Alejandro sentirá el poder del amor. Y ese amor es el que inspirará seguir o no su instinto natural de hombre de guerra. Este personaje, con su alma ambivalente, nos habla del eterno conflicto en la historia de la humanidad: ¿vivir en paz o continuar eternamente en guerra?

Observamos la figura de Alejandro como si fuera un enigma. “¿Quién eres Alejandro?” se pregunta el propio personaje la noche antes de la famosa batalla del río Hidaspes. Esa es la pregunta que también nos hemos hecho para abordar esta tragedia histórica: ¿Quién fue este hombre que veintitrés siglos después de su muerte nos sigue fascinando?

Os proponemos un viaje a la historia para vivir la fascinante aventura de Alejandro en la India, para que soñemos con los hombres y mujeres que construyeron nuestra historia y para que pensemos, aunque sea sólo por un momento, que no somos los únicos, que hasta los hombres más poderosos, los reyes y los que se creen dioses, se sienten absolutamente solos y perdidos.

Vídeo: Antonio Burguillos

Viernes
08
Jul 2016

La Décima Musa

A menudo nuestras aspiraciones, como las que canta Eliza Doolittle en My Fair Lady, son sencillas: “un cuartito en el que entre el sol, alguien bueno con quien vivir… Para ser muy feliz”. Pequeños deseos, grandes reivindicaciones. Como aquel niño que quiere escuchar una y otra vez el mismo cuento, yo no me cansaría de escuchar esta canción.

Los mitos y leyendas de la Grecia Clásica son eso, cuentos que nos hemos repetido una y otra vez para intentar comprender quiénes somos, para desentrañar nuestros miedos y nuestros deseos más profundos. Con pocas palabras, casi siempre del modo más directo, hay canciones que también ejercen esta función, canciones que actúan como un bálsamo para nuestro espíritu. Directamente, sin filtro. ¿Por qué no unirlos? Cole Porter, Kurt Weill, Frederick Loewe, Stephen Sondheim, Andrew Lloyd Webber, Alan Menken… Algunos de los más grandes autores del teatro musical, juntos y revueltos con los mitos y leyendas de nuestros ancestros clásicos.

Esta noche queremos imaginar un mundo ideal. Un mundo en el que las musas jueguen libres y reinen a sus anchas. Un mundo en el que la belleza y las artes impongan su fuerza creadora, su poder liberador. En ese lugar no tienen cabida ni la injusticia ni la desigualdad. Ahí sólo impera la armonía. Si todavía no hemos perdido la ilusión, si nos queda algo de capacidad para soñar, Paloma nos va a ofrecer su mano y nos guiará hacia este lugar ideal. Ignasi Vidal, David Ordinas, Juan Cuacci y sus músicos, y todo el equipo que hemos preparado este espectáculo la secundaremos en este cometido. Que las diosas, los dioses y todas las musas nos sean propicios. El barco va a zarpar… ¡Buen viaje!

Vídeo: Antonio Burguillos